El origen del Gin Tonic

16 01 2010

En 1638, la esposa del virrey don Luis Fernández de Cabrera Bobadilla y Mendoza, cuarto conde de Chinchón, estaba postrada con fiebre en su cama, en Lima (Perú). Su médico de cabecera le dio para sus males, por recomendación de curanderos nativos, un extracto de la corteza de un árbol para sus calenturas. El extracto de corteza se obtenía de ciertos árboles que crecían exclusivamente en las faldas de los Andes. En honor de los Condes de Chinchón a este árbol se llamaría Cinchona officinalis.

Su uso se extendío por toda Europa, siendo la corteza de este árbol el único tratamiento disponible para el paludismo o malaria durante varios siglos. La necesidad de esta droga milagrosa era tanta que rápidamente se montó un gran negocio en torno a su explotación. El aprecio por esta sustancia fue tal que llegó a valer más que su peso en oro. En esa época el paludismo ya era un problema serio en los lugares del mundo donde se podía reproducir el mosquito que lo transmite, incluyendo Europa. Leer el resto de esta entrada »